Sandra Borda Ferro, ingeniera industrial, Universidad de los Andes.

SANDRA BORDA FERRO
“LOS DATOS TIENEN EL PODER DE TRANSFORMAR VIDAS”

En diciembre de 2020, la Alcaldía de Bogotá lanzó Ágata, la primera agencia analítica de datos de Colombia y una de las pocas que operan en el mundo. Un proyecto sin precedentes que nació con el propósito de transformar la información de los ciudadanos en datos valiosos que permitan tomar decisiones que mejoren su calidad de vida.

Con este proyecto, Bogotá busca además posicionarse en el mundo como una ciudad inteligente. Un reto mayúsculo que estuvo, desde su primer día, en cabeza de Sandra Borda Ferro, una ingeniera industrial uniandina, para quien el análisis de datos se ha convertido en la base de su trabajo para mejorar diferentes entornos.

Su gusto por los números y su inquietud por entender en detalle cómo funcionan las cosas, la llevaron a tomar la decisión de estudiar Ingeniería y luego optó por hacer su énfasis en producción y finanzas. Su encanto por el análisis de los datos lo fue encontrando poco a poco a lo largo de su carrera.

Una vez se graduó como ingeniera realizó el Programa Integral de Dirección de la Universidad de la Sabana, y posteriormente un MBA en la Universidad de Barcelona. De manera complementaria realizó los cursos de Introducción al Análisis de datos para la toma de decisiones y Transformación digital, también en Los Andes.

Durante sus primeras experiencias laborales, en compañías tan importantes como Nielsen y Rappi, que fueron clave, de acuerdo con Borda, para potenciar y profundizar habilidades en ciencia, modelos, productos y estructuras de datos, esta ingeniera uniandina logró desempeñar labores estratégicas en diferentes áreas.

Uno de sus principales logros fue liderar el equipo de Data Science de Nielsen, inicialmente para Colombia y luego para la zona de América Latina del norte. “El reto en esta labor estuvo en liderar un área en la que si bien tenía conocimiento técnico no era experta, más aún teniendo en cuenta que este era el proyecto más grande –en ese momento– para la operación de la compañía en el país. Nuestro equipo de Data Science fue reconocido como el más innovador en el área de Data Science dentro del grupo de países en crecimiento”, agregó la ingeniera uniandina.

Una estrecha relación con los datos

Durante estos años de experiencia laboral, Borda ha centrado su trabajo en el análisis de datos como guía y base para el mejoramiento y la creación de procesos y equipos de alto impacto, más eficaces y exitosos.

Así que si alguien tenía las capacidades para asumir el reto de darle vida a Ágata, sin duda era ella, quien desde el inicio le aportó al proyecto una visión clara de la importancia de los datos y sus aplicaciones para mejorar la calidad de vida de las personas.

La analítica usada por Ágata ayuda, por ejemplo, a gestionar servicios sociales con una visión completa sobre los requerimientos de los ciudadanos, permite dar respuesta automática a solicitudes por redes sociales, disminuir el consumo de energía del alumbrado público con el uso de sensores inteligentes, hacer seguimiento a riesgos como inundaciones, deslizamientos o incendios forestales y ofrecer soluciones para que los comerciantes informales tengan acceso a microcréditos del sistema financiero con mejores condiciones, para evitar la usura, entre muchas otras posibilidades.

Ágata desarrolla soluciones innovadoras y sostenibles que promueven y mejoran la toma de decisiones a partir de los datos para definir las bases de una ciudad inteligente

“La magia de crear una empresa trae la oportunidad de poder definir de cero los diferentes pilares de la misma. En este caso, Ágata fue concebida como la agencia que desarrolla soluciones innovadoras y sostenibles que promueven y mejoran la toma de decisiones a partir de los datos, generando un impacto positivo en la sociedad, además de definir las bases de una ciudad inteligente”, señaló Borda.

Tanto en Ágata, como en sus demás experiencias laborales, Borda ha aplicado aprendizajes valiosos que le dejó su paso por Los Andes, entre estos el desarrollo de un pensamiento crítico y un esquema mental para abordar situaciones en busca de soluciones y encontrar en la diversidad la mejor manera de aprender y hallar formas diferentes y mejores de hacer las cosas.

“En la universidad tuve la oportunidad de conocer personas de diferentes carreras, culturas e ideologías y aprendí a valorar la diversidad tanto en el trabajo en equipo como en mi vida personal. No basarse en definiciones preestablecidas o paradigmas. Reconocí el valor de la flexibilidad aplicada al desarrollo personal. Si bien hay materias que definitivamente debes cubrir para ejercer una profesión, cada uno tiene la capacidad y la responsabilidad de diseñar su plan de estudios enfocado en lo que quiere hacer en el futuro. En la vida profesional lo he aplicado igual, creo que el plan de carrera no es responsabilidad de las empresas; aunque existen unos mínimos en un perfil para poderlo ejercer de manera adecuada, trabajar y prepararse para el rol está en la capacidad y responsabilidad de cada uno”, añadió.

En la universidad tuve la oportunidad de conocer personas de diferentes carreras, culturas e ideologías y aprendí a valorar la diversidad tanto en el trabajo en equipo como en mi vida personal.

En busca de la equidad

Sandra Borda es una de las tantas ingenieras que ha roto paradigmas y ha contribuido a cerrar las brechas de género que aún se presentan en el mundo. Si bien, ella ha tenido la posibilidad de asumir papeles de liderazgo en áreas técnicas con alta responsabilidad y ser reconocida en ellos, además de estar acompañada por otras líderes de gran trayectoria y admiración, reconoce que es innegable que todavía y en la medida que los trabajos son más técnicos, menos administrativos y existe una mayor responsabilidad, la proporción de ellas disminuye.

“Para seguir cerrando estas brechas, es necesario eliminar las etiquetas que históricamente hemos definido como trabajos de hombres y trabajos de mujeres, porque cualquiera de los dos tienen la capacidad de ejercer diferentes labores, lo importante es identificar las fortalezas de cada uno. Es clave que en lugar de buscar la igualdad –porque somos diferentes biológica, física y psicológicamente– busquemos la equidad y aprovechemos las diferencias. En la medida en que las mujeres tengamos las mismas oportunidades y se valoren las diferencias, de manera natural el mercado laboral irá eliminando estas inequidades”, concluye Borda.

“En la medida en que las mujeres tengamos las mismas oportunidades y se valoren las diferencias, de manera natural el mercado laboral irá eliminando estas inequidades”

Durante su gestión para darle vida a Ágata, encontró la oportunidad para que muchas mujeres de su equipo lograran ocupar diferentes espacios y roles estratégicos, en los que si bien la proporción de hombres sigue siendo mayor, logró generar las condiciones para seguir equiparando la balanza.

Su convicción siempre ha sido contar con equipos de trabajo diversos que logren sacar el mejor provecho de las diferencias y las fortalezas que tiene cada uno de sus miembros. Ese fue uno de sus grandes aportes para consolidar este gran proyecto que ahora deja para emprender nuevos retos.

“Para mí es muy importante que lo que Agata está haciendo realmente logre el impacto que sabemos que tiene, ese fue mi mayor compromiso”, concluyó.


¿Qué hace_un ingeniero de alimentos? Universidad de los Andes

¿QUÉ HACE UN INGENIERO DE ALIMENTOS?

¿QUÉ HACE UN INGENIERO DE ALIMENTOS?

Los ingenieros de alimentos uniandinos son capaces de diseñar productos y procesos alimentarios con un alto valor agregado, seguros, sostenibles, funcionales, nutritivos y competitivos. ¿Te has preguntado qué puede hacer un ingeniero de alimentos, en qué campos se desempeña y con quiénes suele trabajar? Descubre el mundo de la Ingeniería de Alimentos a través del proyecto de Procelio Mena, quien extrajo moléculas de la fibra de caña para crear un edulcorante apto para diabéticos.

Descubre el mundo de la Ingeniería de Alimentos a través del proyecto de Procelio Mena, quien extrajo moléculas de la fibra de caña para crear un edulcorante apto para diabéticos.

¿Cuál es el aporte de la ingeniería de alimentos a la sociedad?

La ingeniería de alimentos en Uniandes busca generar valor a la biodiversidad colombiana a través de la formación de líderes del sector alimentario que comprenden su impacto social, industrial y ético. Gracias a su formación, los ingenieros de alimentos son capaces de diseñar productos y procesos alimentarios con un alto valor agregado, seguros, sostenibles, funcionales, nutritivos y competitivos a nivel nacional e internacional, mediante el uso de procesos innovadores, eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

¿Cuáles son los campos de acción de un ingeniero de alimentos?

Los ingenieros de alimentos dominan los principios de procesamiento y diseño de productos alimenticios y tienen una sólida fundamentación en ingeniería y ciencias que les permite desenvolverse en áreas tales como alimentos funcionales, biotecnología de alimentos, empaques inteligentes y procesos sostenibles.
Algunas de estas áreas pueden ser:
– Investigación e innovación en el procesamiento y producción de alimentos.
– Docencia universitaria y carrera académica.
– Administración y gerencia de proyectos de desarrollo de materias primas, insumos, transformación y producción de alimentos.
– Gestión o consultoría para empresas del sector en temáticas como aseguramiento de salubridad, procesamiento, maquinaria, almacenamiento, distribución y producción.

¿Con quién trabaja un ingeniero de alimentos?

El consumidor está demandando cada vez más al ingeniero y la industria productos alimentarios que sean fáciles de preparar o de consumir, seguros, con características sensoriales adecuadas y con propiedades biológicas más allá de las nutricionales. Esta misión requiere de habilidades de trabajo transdisciplinario y en equipo, pues solo así podrán desarrollarse productos y procesos alimentarios innovadores. Algunas de las disciplinas con las que más interactúa un ingeniero de alimentos son:
– Ingeniería Química.
– Ingeniería Ambiental.
– Ingeniería Industrial.
– Ingeniería Biomédica.
– Ingeniería Electrónica.
– Medicina.
– Nutrición.
– Biología.
– Química.
– Diseño.
– Administración de empresas.
– Economía.

Descarga el folleto de Ingeniería de Alimentos
Conoce más del programa aquí

Una ingeniera en esta área para destacar

NATALIA NIÑO
Ingeniera química e industrial uniandina

Natalia Niño, CEO de Helados Popsy.
Natalia Niño, CEO de Helados Popsy.

En sus más de 18 años de trayectoria profesional, en cargos directivos de diferentes compañías, ha logrado abrir espacios importantes de equidad demostrando que las competencias de las mujeres son un activo enorme para el crecimiento y desarrollo de las organizaciones. “La estructura de pensamiento de los ingenieros uniandinos es su principal diferencial en el mercado laboral. Nos preparan para afrontar cualquier problema, analizarlo y plantear cómo resolverlo”, comentó en entrevista para CONTACTO.


Programa especializados en procesamiento de datos no tradicionales, Coursera y Uniandes

BIG DATA: VIDA DIGITAL Y DATOS NO TRADICIONALES

Claudia Lucía Jiménez, profesora de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes.

LÍDER DEL PROYECTO

Claudia Lucía Jiménez | Profesora Asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes | Ph.D. en Informática del Instituto de Tecnología de Grenoble | cjimenez@uniandes.edu.co

En la era en la que consultar, consumir, pero sobretodo, producir información mediante dispositivos móviles es el día a día de la humanidad, procesar datos no tradicionales aparece como una alternativa efectiva para resolver problemas cotidianos y agregar valor en una organización.

Hace tan solo veinte años, para hacer una llamada telefónica una persona debía usar un aparato telefónico robusto conectado a una línea fija alámbrica. Para comunicarse con alguien debía asegurarse no solo de que también contara con una línea y un aparato, sino de que estuviera presente en el lugar al que se le llamaba.

Sin embargo, con el cambio de siglo y la vertiginosa evolución de las telecomunicaciones, esto –a los ojos de nuevas generaciones– parecería una historia de ficción. El impacto masivo de internet y el desarrollo de las comunicaciones inalámbricas y móviles han dado paso a herramientas y dinámicas de interacción entre personas antes insospechadas, y esa interacción ha venido acompañada de una producción de enormes cantidades de información.

A modo de ver de Claudia Jiménez, profesora asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, “el hecho de que las comunicaciones se separaran de la pared y se metieran en el bolsillo nos cambió la forma de comunicarnos. Hoy en día, contamos prácticamente con cámaras fotográficas capaces de hacer llamadas telefónicas, enviar correos, conectarse a internet, hacer consultas, usar mapas y revisar documentos. Llevamos en nuestro celular nuestra vida digital”.

“El hecho de que las comunicaciones se separaran de la pared y se metieran en el bolsillo nos cambió la forma de comunicarnos. Llevamos en nuestro celular nuestra vida digital”.Claudia Jiménez, Profesora Asociada de Ingeniería de Sistemas y Computación.

Pero más allá de lo evidente, ¿qué implicaciones trae esa nueva manera de comunicarnos? “No solo podemos consultar y acceder a grandes cantidades de información de forma inmediata, sino que también la producimos”, explica la profesora Jiménez, experta en ingeniería de información, Big Data y gestión de información semi-estructurada y no estructurada. “Desde nuestros teléfonos tuiteamos, tomamos fotos y las subimos a nuestras redes sociales, enviamos mensajes, jugamos y vemos series y películas, entre muchas más cosas. Sin duda, los escenarios de producción y consumo de información son muy distintos a los del siglo pasado, cuando la información era clásica y alfanumérica”.

Esto demuestra que, en las nuevas formas de comunicarnos, los datos que producimos no son tradicionales y, por ende, para procesarlos, sacarles provecho y tomar decisiones acertadas es necesario procesarlos de manera adecuada con herramientas y plataformas precisas para analizar datos no tradicionales (localización, textos, imágenes, videos, etc.).

¿Cómo procesar datos no tradicionales?

Recientemente la Facultad de Ingeniería de la Universidad de los Andes lanzó a través de la plataforma Coursera un programa especializado denominado Plataformas para procesar datos no tradicionales, con el cual se introducen las infraestructuras, tecnologías y formas de resolver problemas que involucran estos nuevos datos no tradicionales (datos semiestructurados, no estructurados y georreferenciados). Claudia Jiménez, coordinadora del programa en línea dictado en español, explica que este programa brinda las herramientas básicas para enfrentar los problemas que subyacen al Big Data.

El programa se compone de tres cursos: ‘Arquitecturas de Big Data’, ‘Datos no tradicionales en repositorios NoSQL’, y ‘Modelaje y Análisis con información georreferenciada’. “A través de los cursos de este programa especializado queremos mostrar a las personas qué significa enfrentarse con plataformas de cómputo no tradicionales orientadas a datos no tradicionales, que permiten diseñar y ofrecer soluciones a problemas a los que nos vemos enfrentados a diario y que involucran datos voluminosos o enormes (Big data).

Estas plataformas ofrecen herramientas para la construcción de soluciones computacionales basadas en información, en las que la información bien puede ser el centro del problema, pero también el centro de la solución.

Pero más allá de concentrarse en los problemas cotidianos de un ciudadano del común, estas plataformas ofrecen herramientas para la construcción de soluciones computacionales basadas en información, en las que la información bien puede ser el centro del problema, pero también el centro de la solución. Algo común y, sobretodo, apremiante en organizaciones y empresas de distintas industrias que no tienen aún claro cómo abordar y manipular las grandes cantidades de datos que están continuamente recopilando.

No en vano, el programa está pensado para miembros de organizaciones que han considerado incorporar nuevas tecnologías de procesamiento de datos no tradicionales, pero no tienen claro su potencial o utilidad. De igual manera, está orientado a entusiastas de la tecnología; así como a personas que quieren iniciarse en el tema y tener un primer contacto tecnológico con estas plataformas para manejo de información; y a personas con un camino recorrido en la tecnología clásica y tradicional de información con interés en las alternativas tecnológicas existentes.

Un tema de alta demanda en el mercado laboral

Más allá de ser una temática de vanguardia, el procesamiento de datos no tradicionales es una necesidad imperante en la industria nacional, regional y global. Y, entendiendo esta necesidad, la Facultad de Ingeniería de Los Andes ha diseñado una robusta oferta de cursos, programas y maestrías (todos en línea) para contribuir al cierre de la brecha de educación para la transformación digital.

En palabras de Claudia Jiménez, “No solo estamos facilitando que estos conocimientos permeen en países hispanohablantes, sino que estamos brindando una oportunidad para que las personas tengan la posibilidad de integrarse al mercado global de desarrolladores de este tipo de soluciones, pues organizaciones de todo el planeta están en búsqueda de personas cualificadas en estos temas”.

Conoce más sobre el Programa Especializado Plataformas para procesar datos no tradicionales

 


Curso en línea y abierto Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos , Uniandes y Coursera.

MÁS ALLÁ DE LA INTUICIÓN: EL RETO DE MEJORAR LOS NEGOCIOS

Óscar Fernando Gonzalez, profesor de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes.

LÍDER DEL PROYECTO

Óscar Fernando González | Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes | Ph.D. en  Ciencias e Ingeniería de la Universidad de los Andes| o-gonza1@uniandes.edu.co

El poder de la analítica de procesos basada en los datos soporta la toma de decisiones ágiles y de forma inteligente sobre el mejoramiento y el control de áreas claves del negocio. Es una de las tendencias de mayor proyección en el mundo que requerirá esencialmente de talento humano especializado en este ámbito para potenciar sus beneficios.

El crecimiento que registró la transformación digital durante la pandemia que, de acuerdo con los expertos, avanzó en unos meses lo que hubiera tardado varios años, evidenció aún más la necesidad que tienen las empresas de adaptarse a estos nuevos requerimientos del mercado para no desaparecer.

Si bien, dentro de esta transformación existe una variedad de posibilidades y herramientas para lograr acomodarse a estas nuevas necesidades, quizá una de las más importantes es aquella que permite evaluar la ejecución interna para lograr cumplir con las expectativas externas.

Esto tiene una simple razón, y es que toda transformación digital se habilita a través de la medición y mejoramiento de los procesos del negocio, pues son estos los integradores y habilitadores de la entrega de valor en las compañías.

Las empresas cuentan con tecnologías de minería y simulación de procesos, las cuales se configuran como una de las mayores tendencias de cara al futuro y unas de sus principales necesidades.

Para lograr que esto sea una realidad, las empresas cuentan con tecnologías de minería y simulación de procesos, las cuales se configuran como una de las mayores tendencias de cara al futuro y unas de las principales necesidades que tienen hoy las empresas. Las cifras así lo corroboran, de acuerdo con información del Gartner Market Guide for Process Mining 2021, “se pronostica que el mercado de la minería de procesos seguirá creciendo entre un 40 y un 50 %, y superará los mil millones de dólares en 2022”.

Para Óscar Fernando González Rojas, Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de los Andes y líder del curso en línea y abierto (MOOC por sus siglas en inglés) Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos –ofrecido por la institución a través de la plataforma Coursera y primero para Latinoamérica– estos métodos y herramientas le permiten a las compañías descubrir y diagnosticar el comportamiento del negocio a partir de los datos que arroja la ejecución de los procesos.

Esta información, que se obtiene de primera mano, cambia sustancialmente el enfoque de los líderes de procesos, pues con esta herramienta cuentan con mayores criterios para la toma de decisiones sobre el mejoramiento y el control de áreas claves del negocio, basándose en los indicadores obtenidos a partir de los datos de la operación y no simplemente por intuición. Los datos soportan la toma de decisiones ágiles y de forma inteligente (informada).

¿Cómo funciona la analítica de procesos?

De acuerdo con el profesor, esta tecnología busca el entendimiento del negocio a través de los datos que arroja cada proceso de la compañía para, con estos insumos, reconstruir su realidad. “No es modelar un proceso, sino descubrirlo y medir su desempeño”, agrega.

Por ejemplo, si se hace analítica de procesos para el área de servicio al cliente de una compañía, esta intervención permitiría conocer en detalle, entre otros aspectos, la cantidad de solicitudes recibidas, de solicitudes resueltas, tiempo de resolución y solicitudes escaladas.

“La analítica de procesos busca el entendimiento del negocio a través de los datos que arroja cada proceso de la compañía para, con estos insumos, reconstruir su realidad”.Óscar Fernando González, Profesor Asociado de Ingeniería de Sistemas y Computación.

Posteriormente, estos datos se analizan para saber qué procesos se están ejecutando de manera correcta, cuáles son las razones para que se logren o se superen los objetivos propuestos y cuáles están presentando algunas dificultades y se pueden mejorar, lo que permite mantener o encontrar la solución precisa frente a cada requerimiento.

“Si somos capaces de medir la realidad de un proceso y entender por qué nos llevó a los resultados que obtuvimos, podemos adaptarlo muy rápidamente al cambio que está requiriendo”, añade Gónzalez.

Los beneficios de la analítica de procesos

La analítica de procesos facilita la identificación de oportunidades de automatización, la medición de la experiencia de cliente y la gestión de cambios en las empresas, entre otras. Puede reducir la carga de tareas rutinarias en los equipos y permitir que se destinen tiempo y recursos a tareas más estratégicas y proyectos de largo plazo.

Esto sin contar que impacta transversalmente a las empresas, pues se pueden medir los procesos de negocio y de tecnología, analizando las secuencias de tareas transversales a diversas unidades de negocios. Su importancia radica en su habilidad para conectar personas, tecnología y datos alrededor de la entrega de productos y servicios y la generación de valor agregado de estos.

“La analítica de procesos es una de las tendencias de mayor proyección a futuro en el mundo. Hay una evidente necesidad de las empresas por aprovechar las bondades de esta tecnología, que además se puede usar para compañías de cualquier tamaño. Sin embargo, en el caso de Latinoamérica, por ejemplo, el nivel de apropiación es bajo principalmente por dos razones: el desconocimiento de las posibilidades que esta clase de métodos y herramientas le habilitan al negocio y el poco talento humano capacitado para desarrollarlas”, asegura González.

“En Latinoamérica el nivel de apropiación de analítica de procesos es bajo por dos razones: el desconocimiento de las posibilidades que esta clase de métodos y herramientas le habilitan al negocio y el poco talento humano capacitado para desarrollarlas”.Óscar González, Profesor Asociado de Ingeniería de Sistemas y Computación.

Este es el propósito de la Universidad con el MOOC Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos, ofrecer una formación especializada en esas competencias que hoy demanda el mercado y que se convertirán en tendencia en los próximos años y lograr conectar a estos profesionales con las empresas que tienen estas necesidades, para ir cerrando esta brecha de transformación digital.

Conoce más sobre el curso Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos

 


Programa Especializado en Analítica de Datos en Finanzas, Uniandes y Coursera.

ANALÍTICA DE DATOS EN FINANZAS, UNA FRONTERA POR CONQUISTAR

Sergio Andrés Cabrales, profesor de Ingeniería Industrial, Universidad de los Andes.

LÍDER DEL PROYECTO

Sergio Andrés Cabrales | Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería Industrial, Universidad de los Andes | Ph.D. en Administración de la Universidad de los Andes| s-cabral@uniandes.edu.co

Esta herramienta permite aprovechar nuevas oportunidades en los sistemas financieros. Por ejemplo, los datos de las transacciones de las acciones en las bolsas de valores pueden alimentar modelos de Machine Learning para predecir la probabilidad de subir o bajar la cotización de un activo financiero. Frente a este panorama, es claro que existe una creciente demanda por un mayor conocimiento sobre estos temas.

El auge de las herramientas de analítica ha generado nuevas oportunidades para aprovechar los datos financieros en el proceso de decisión de inversión, maximizando el retorno esperado y, al mismo tiempo, minimizando el riesgo.

De acuerdo con Sergio Cabrales, profesor asociado del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes y coordinador del Programa Especializado en Analítica de Datos en Finanzas, ofertado por la Universidad a través de Coursera, la analítica en finanzas permite aprovechar nuevas oportunidades en los sistemas financieros. Por ejemplo, los datos de las transacciones de las acciones en las bolsas de valores pueden alimentar modelos de Machine Learning para predecir la probabilidad de subir o bajar la cotización de un activo financiero.

“Con esta información tendríamos la oportunidad de crear una estrategia robusta de inversión capaz de anticiparse al mercado para tratar de lograr una mayor rentabilidad”, señala el profesor.

“Los datos de las transacciones de las acciones en las bolsas de valores pueden alimentar modelos de Machine Learning para predecir la probabilidad de subir o bajar la cotización de un activo financiero”.Sergio Andrés Cabrales, Profesor Asociado de Ingeniería Industrial.

De acuerdo con Cabrales, el soporte para la toma de decisiones de inversión a través de la analítica en finanzas se sustenta en varias herramientas que ofrece esta ciencia, entre estas, proporcionar información descriptiva, predictiva y prescriptiva que se traducen en señales o insights para los tomadores de decisiones.

Esto se logra gracias a herramientas como el Machine Learning, que permite que los algoritmos puedan aprender de estos datos financieros y crear otros para soportar el proceso de inversión, incluso en tiempo real.

Un universo de posibilidades para cualquier persona

Aunque podría parecer algo complejo para personas o pequeñas compañías, la realidad es que la analítica en finanzas, junto al auge de la transformación digital, abre grandes posibilidades sin requerir mayores recursos.

Cualquier ciudadano que quiera invertir en el corto y mediano plazo en plataformas de trading electrónico, por medio de comisionistas de acciones o a través de su fondo de pensiones, podría hacerlo aprovechando el valor de la analítica en finanzas, con recursos esenciales como el acceso a internet, un celular o una tableta.

Adicionalmente, en una reciente encuesta de Gartner, casi dos tercios de los miembros de juntas directivas dijeron que sus organizaciones están en proceso de volverse aún más digitales, lo que contribuirá a continuar abriendo el espectro.

Frente a este panorama, es claro que existe una creciente demanda por un mayor conocimiento sobre estos temas. Para el ámbito empresarial, la falta de personal idóneo para la gestión de esta información es un riesgo que puede representar pérdidas importantes para las compañías.

Cualquier ciudadano que quiera invertir en el corto y mediano plazo en plataformas de trading electrónico, por medio de comisionistas de acciones o a través de su fondo de pensiones, podría hacerlo aprovechando el valor de la analítica en finanzas.

“Lo que hacemos desde la Universidad de los Andes, a través del Programa Especializado en Analítica de Datos en Finanzas, es sembrar una semilla e inspirar a las personas para que ingresen a esos nuevos mundos del conocimiento. No somos el final, somos la puerta de entrada hacia un universo de posibilidades que existen para cualquier persona”, concluye el profesor.

Conoce más sobre el Programa Especializado en Analítica de Datos en Finanzas


Programa Especializado en Ciberseguridad, Uniandes y Coursera.

CIBERSEGURIDAD, DECISIVA PARA EL ÉXITO DE LAS COMPAÑÍAS

Sandra Julieta Rueda, profesora de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes.

LÍDER DEL PROYECTO

Sandra Julieta Rueda | Profesora Asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes. |  Ph.D. en Informática de la Universidad Estatal de Pensilvania | sarueda@uniandes.edu.co

Las empresas han empezado a ver la seguridad informática como una prioridad para la operación de sus negocios, y ha dejado de ser una solución reactiva para convertirse en una estrategia preventiva y proactiva de largo plazo. Contar con el talento humano con los conocimientos y las competencias profesionales en esta área será fundamental para su implementación.

En el mundo, los ataques cibernéticos causan al año pérdidas por miles de millones de dólares. Un riesgo que crece de manera acelerada teniendo en cuenta el avance en el uso de dispositivos tecnológicos en la cotidianidad de las personas.

Solo en Colombia, y sin contar los efectos de la pandemia, este tipo de asaltos digitales pueden generar daños superiores a los 6.000 millones de dólares, como lo señala la Encuesta Global Crimen Económico 2018, realizada por PwC Informe Symantec (ISTR).

Sin embargo, las pérdidas en dinero no siempre son las más graves. Según los expertos, la fuga de información, la alteración de los procesos, la caída de algún tipo de servicio que se preste en línea, o la suplantación pueden generar daños profundos en la reputación y confianza de las empresas, y –en algunos casos más preocupantes– en la integridad de los cibernautas.

Ciberataques en el mundo digital

Para valorar la dimensión de estos riesgos es necesario entender que hoy el mundo opera a través de las tecnologías digitales, no solo se trata de pagos y transacciones financieras, sino de actividades tan diversas como el suministro de alimentos y otros servicios básicos como el agua y la energía, el transporte y la educación, entre muchos otros.

En Colombia, por ejemplo, según la misma encuesta, los ataques cibernéticos se ubican en el tercer lugar dentro de los riesgos de mayor impacto y gravedad dentro de las compañías. Entre los sectores más vulnerables a este tipo de asaltos se encuentran el financiero, el de la salud y el gobierno.

Los ataques cibernéticos se ubican en el tercer lugar dentro de los riesgos de mayor impacto y gravedad dentro de las compañías en Colombia.

Para contrarrestar estas pérdidas y daños, hoy las empresas han empezado a ver la seguridad informática o la ciberseguridad como una prioridad para la operación de sus negocios, y ha dejado de ser un solución reactiva frente a algún evento en particular, para convertirse en una estrategia preventiva y proactiva de largo plazo.

Más allá de los ataques cibernéticos

Para Sandra Rueda Rodríguez, Profesora Asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de los Andes, coordinadora de la Maestría en Seguridad de la Información y del Programa Especializado en Ciberseguridad, ofertado por la institución a través de la plataforma Coursera, lo primero que hay que decir es que proteger los sistemas y activos de información es una necesidad real y un tema decisivo para el éxito de las compañías, razón por lo que hoy las áreas de seguridad, dentro de las organizaciones, son importantes y trabajan de forma coordinada con los demás departamentos, pues en conjunto soportan la ejecución del negocio.

Si bien, las compañías han empezado a entender su importancia, aún los recursos destinados a este tipo de inversiones son limitados, por lo que, de acuerdo con la profesora, el éxito está en tener muy claro qué es lo que se debe proteger, es decir cuál es la prioridad del negocio, para de esta manera elegir las herramientas adecuadas para blindar ese activo en particular.

“Se trata de definir claramente las necesidades reales de seguridad que tiene el negocio y la tecnología adecuada para hacerle frente”. Sandra Julieta Rueda, Profesora Asociada de Ingeniería de Sistemas y Computación.

“La masificación de la tecnología no solo incrementa los riesgos frente a los ataques cibernéticos, también nos inunda de innumerables dispositivos para combatirlos, por lo que la estrategia no debería ser proteger todo con todas las herramientas disponibles para hacerlo. Se trata de definir claramente las necesidades reales de seguridad que tiene el negocio y la tecnología adecuada para hacer frente a ese requerimiento”, añade Rueda.

Talento humano: clave para la ciberseguridad

Un planteamiento que concuerda con la Encuesta Global Crimen Económico 2018, que señala que algunas compañías invierten en tecnologías muy innovadoras y sofisticadas que no usan de manera correcta, mientras que otras las adoptan demasiado tarde. En los dos casos, la priorización y la estrategia falló.

Para que esto no ocurra se requieren varias cosas, entre estas, y de manera esencial, contar con el talento humano con el conocimiento y las capacidades profesionales para desenvolverse en el área de seguridad.

“Necesitamos ampliar la oferta de talento humano en esta área para continuar impulsando la imparable transformación tecnológica que hoy es la ruta para avanzar en competitividad”. Sandra Julieta Rueda, Profesora Asociada de Ingeniería de Sistemas y Computación.

Un tema que actualmente es una brecha y una oportunidad. De acuerdo con el informe “La escasez de científicos de datos en 2020” de QuantHub, la mayor dificultad para encontrar el conjunto de habilidades de ciencia de datos y seguridad está en el tema de la ciberseguridad. Lo que, a su vez, abre grandes posibilidades en este campo laboral.

Para la profesora Rueda esta es una oportunidad que no se puede desaprovechar. “Este es el propósito del Programa Especializado en Ciberseguridad que ofrece Los Andes a través de Coursera y que, sin duda, responderá a la actual demanda que tiene el país y el mundo frente al tema. Necesitamos ampliar la oferta de talento humano para esta área, es indispensable para continuar impulsando la imparable transformación tecnológica que hoy es la ruta para avanzar en competitividad”, concluye.

Conoce más sobre el Programa Especializado en Ciberseguridad

 


Programa Especializado en Ciencia de Datos, Uniandes y Coursera.

CIENCIA DE DATOS ¿INDISPENSABLE EN LA TOMA DE DECISIONES?

Maria del Pilar Villamil, profesora ingeniería de sistemas y computacion, uniandes

LÍDER DEL PROYECTO

María del Pilar Villamil | Profesora Asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes. |  Ph.D. en Sistemas y Software del Instituto Politécnico Nacional de Grenoble | mavillam@uniandes.edu.co

Las transformaciones tecnológicas, la globalización de las audiencias y la democratización de los contenidos han mostrado la importancia de la ciencia de datos para tomar decisiones en la sociedad actual. La labor de los científicos de datos es fundamental en las organizaciones, pero su escasez impone un gran desafío.

Una manera fácil de entender qué es la ciencia de datos es pensarla como una carrera de automovilismo de Fórmula Uno. Un piloto corre en su monoplaza en un circuito establecido, mientras su equipo de ingenieros hace seguimiento, tanto a nivel visual como utilizando los datos generados por el acelerador y el pedal del freno para determinar cuándo y cuánto acelera; cuándo frena; cómo toma una curva; qué velocidad alcanza en las rectas; cómo rebasa a sus rivales; cuánto tarda en dar una vuelta. A partir de esa información que recibe, el grupo de ingenieros toma decisiones sobre cuándo el piloto debe entrar a pits; cuándo cambiar los neumáticos; cuándo reabastecer combustible o hacer ajustes mecánicos.

Pero no solo el equipo de ingenieros puede tomar decisiones con base en los datos que recibe del desempeño del auto en la carrera. El mismo piloto, en medio de la competencia –con base en los datos que le entrega su vehículo– también puede hacerlo. En otras palabras, los datos que reciben unos afuera de la pista y otro dentro de ella les permiten decidir de manera rápida, certera y efectiva. De la misma manera funciona la ciencia de datos en los distintos espacios de la vida actual.

Utilidad de los datos en el mundo contemporáneo

De acuerdo con María del Pilar Villamil, Profesora Asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de los Andes y coordinadora del Programa Especializado en Ciencia de Datos, que ofrece la institución a través de Coursera, hoy el mundo tiene a su disposición 70 zettabytes de datos, y para 2025 se estima que esa cifra llegará a los 175 zettabytes, razón por la cual la utilidad y el conocimiento de esos datos se hace aún más relevantes en un presente caracterizado por las continuas y rápidas transformaciones tecnológicas, el avance digital, la competencia con nuevos actores en los distintos escenarios de la sociedad, la globalización de las audiencias y la rápida democratización de los contenidos.

“La ciencia de datos se hace entonces muy importante porque aporta para la comprensión de la vida en general. Y comprender la vida implica entender para tomar una serie de decisiones que se hace más difícil en un contexto de alta competitividad y de incertidumbre donde la intuición de los expertos no es suficiente, es necesario acompañarla de nuevos mecanismos para observar y analizar lo que está pasando cada minuto, casi en tiempo real, en un mundo cambiante donde no solo las decisiones estratégicas, sino también las operativas, requieren de este apoyo”, añade la profesora.

“Tomar decisiones es más difícil en un contexto de alta competitividad y de incertidumbre, donde la intuición de los expertos no es suficiente” María del Pilar Villamil, Profesora Asociada de Ingeniería de Sistemas y Computación

¿Qué hace un científico de datos?

De sacar el mayor provecho de los datos se encarga el científico de datos, quien, con base, precisamente, en el método científico, observa y recolecta datos, plantea experimentos e hipótesis a partir de las cuales saca conclusiones. En otras palabras, cuenta una historia a través de los datos, extrae una serie de patrones y desde allí entrega información para que se tomen decisiones que sean útiles para la sociedad en general.

La ciencia de datos usa técnicas que vienen del mundo de la estadística, de la ingeniería de información y del aprendizaje de máquina.

“El uso de estas técnicas permite entender mejor qué ocurrió, qué está ocurriendo, que va a ocurrir y qué quisiéramos que ocurriera, todo esto con el fin de proveer elementos que ayuden a tomar mejores decisiones, con argumentos y justificaciones soportadas en los datos con los que se ha trabajado. Llevar a cabo estas tareas requiere el uso de distintas herramientas para trabajar con los datos y de esta forma poderlos conocer, visualizar, explorar, organizar y aportar en el contexto de una organización. Unas de esas herramientas están orientadas a la programación, como son los lenguajes de programación – R o Phyton–, otras son ambientes para trabajar como científicos de datos –como Anaconda– desarrollados para poder manipular los datos y aportar en las necesidades de las organizaciones”, explica Villamil.

Hoy la ciencia de datos tiene dos grandes retos. El primero de ellos es la calidad de los datos, toda vez que son imperfectos, así como lo son sus procesos de captura, por lo que a la hora de tomar las decisiones con base en ellos la revisión de su calidad y confiabilidad es fundamental.

El otro desafío es cómo masificar el uso de la ciencia de datos en diferentes contextos; cómo lograr que esos datos estén más al alcance de los creadores, de los innovadores y de los tomadores de decisiones y, en consecuencia, contar con el talento humano suficiente que sepa trabajar con ellos. Existe una gran escasez de científicos de datos tanto en el sector público como en el sector privado. En el contexto mundial se estima que los puestos de trabajo actuales en este campo triplican la mano de obra disponible para ocupar esas vacantes.

Programa Especializado en Ciencia de Datos

 

 

Como respuesta a estos retos, nace el Programa Especializado en Ciencia de Datos que tiene como objetivo principal contribuir a la formación de científicos de datos, ofreciendo conocimientos sobre modelos descriptivos basados en estadística; modelos predictivos basados en aprendizaje de máquina y técnicas para integrar, explorar y preparar datos.

“Así, la apuesta de este programa especializado no solo es contribuir a la educación para la transformación digital, sino también potenciar la gestión de datos y cerrar la brecha de habilidades en ciencia de datos y las necesidades de las organizaciones para el manejo de los mismos, un primer paso en firme para desarrollar competencias que se requieren en esta área”, concluye la profesora.


Luz Adriana Osorio, directora de COnecta-TE, Universidad de los Andes.

LUZ ADRIANA OSORIO
“LA FACULTAD DE INGENIERÍA ES EL MOTOR DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LOS ANDES”

Luz Adriana Osorio preside Conecta-TE, el equipo interdisciplinario que lidera las apuestas de innovación educativa apoyada en tecnología en la Universidad de los Andes. La entrevistamos con ocasión del reciente lanzamiento de un nuevo MOOC y cuatro programas especializados enfocados en analítica de procesos, ciberseguridad, ciencia de datos, analítica de datos en finanzas y big data, ofrecidos a través de la plataforma global Coursera. Con esta oferta y la apuesta estratégica de Universidad Digital, Los Andes buscará cerrar la brecha de educación en transformación digital en países hispanohablantes.

CONTACTO: En la actualidad se habla mucho de la brecha educativa en transformación digital, ¿cómo se manifiesta en Colombia y demás países de la región?
Luz Adriana Osorio (L.A.O.): Todos los asuntos de la vida humana están cruzados por las posibilidades que ofrecen las tecnologías digitales y las organizaciones se han dado cuenta de que si no empiezan a tomar decisiones basadas en datos podrían ser reemplazadas o dejar de existir. Por lo tanto, están demandando perfiles con competencias digitales, especialmente en programación y ciencias de la información. Esto ha demostrado la necesidad de formar y generar capacidades a distintos niveles en uso de datos. La brecha se manifiesta en la capacidad real de desarrollo de las organizaciones para dar un salto cuántico a través de las posibilidades que ofrecen las tecnologías para transformarse y evolucionar. Esto sucede porque la demanda de profesionales no se corresponde con la oferta de perfiles capacitados.

CONTACTO: ¿Qué está haciendo la Universidad de Los Andes para cerrar esa brecha?
L.A.O.
: En 2015 hicimos un acuerdo con la plataforma Coursera y nos hemos convertido en unos grandes aliados para generar contenidos en español. Coursera no solo cuenta con más de 70 millones de usuarios de los cuales 15 millones son de América Latina, sino que tiene la posibilidad de acceder a información clara sobre las demandas del mercado y, en función de eso, la Universidad ha hecho un esfuerzo importante por generar cursos y suplir esas demandas. Empezamos produciendo cursos en línea masivos y abiertos (MOOCS, por sus siglas en inglés) y poco a poco hemos desarrollado otro tipo de productos. En 2019 nos convertimos en la primera Universidad en ofrecer maestrías completamente virtuales, en español y sobre temas de transformación digital, tales como ingeniería de software, inteligencia y analítica de datos, e inteligencia artificial. Al momento tenemos 2 maestrías, 6 programas especializados y 28 cursos abiertos de primer nivel, y seguiremos ampliando esta oferta.

CONTACTO: La oferta de cursos de la Facultad de Ingeniería apunta decididamente a cerrar esa brecha, ¿qué cualidades transversales tienen estos programas?
L.A.O.: Están pensados para estar al alcance de públicos más amplios. Las maestrías están dirigidas a profesionales, mientras los programas especializados –que son la oferta más reciente en temas de transformación digital– están dirigidos a un público más heterogéneo. Los concebimos como una puerta para que se introduzcan a los temas y quien quede más interesado pueda seguir ampliando sus conocimientos en Ciencia de datos, Ciberseguridad, Analítica de datos en finanzas, Plataformas para procesar datos no tradicionales y Analítica de procesos, en programas más profundos y formales. Pero sobretodo, esta oferta esta diseñada para que quien participe pueda poner práctica lo que aprende. El aprendizaje es, sobretodo, contextualizado, para que quien aprende desarrolle capacidades reales y aplicables en la cotidianidad. Otra cualidad transversal es el idioma. Estos temas estaban siendo altamente demandados en español y al ofrecer programas en este idioma podemos llegar a poblaciones muy diversas que, bajo circunstancias normales, no tendrían manera de llegar a temas con contenido de alta calidad como los que hacemos en la Universidad de los Andes.

“Al momento tenemos 2 maestrías, 6 programas especializados y 28 cursos abiertos de primer nivel, y seguiremos ampliando esta oferta.”

CONTACTO: ¿Qué cualidad diferenciadora tiene esta oferta?
L.A.O.: Hemos buscado que los programas estén en manos de profesores de planta de la Universidad. Es decir, profesores con una amplia trayectoria en la academia, investigadores en estos temas y académicos con la posibilidad de diseñar cursos con miras a la diversidad de la población que puede tomarlos. Por ejemplo, cada programa especializado es coordinado por profesores con formación doctoral que se han aliado con sus colegas para generar contenidos de muy buena calidad, alineados con sus investigaciones y que, evidentemente, responden a las demandas actuales. Son contenidos actuales y con un enfoque práctico muy importante. Otro aspecto importante es que no se necesita ser un especialista para introducirse en estos temas, basta con curiosidad e interés.

CONTACTO: ¿Cómo se está proyectando hacia futuro el abordaje de estas temáticas?
L.A.O.: Lo más seguro es que se amplíe el ecosistema de educación superior y que la oferta de programas en temas relacionados con la transformación digital se complementen por ejemplo con iniciativas del sector productivo y la industria. En ese sentido, las alianzas de Los Andes con distintos actores serán muy importantes para generar experiencias de aprendizaje muy cercanas a lo real. Precisamente apuntando a eso, estamos trabajando en una oferta modular, flexible y apilable, que sea útil para el aprendizaje a lo largo de la vida. La meta a futuro es conectar aún más a la Universidad con las necesidades del sector productivo y, de manera natural, seguir generando conocimiento, innovando e investigando.

CONTACTO: ¿Existe alguna estrategia para seguir desarrollando estos temas en la Facultad y la Universidad?
L.A.O.: Todo lo que hace la Facultad de Ingeniería en este sentido hace parte de la apuesta institucional Uniandes Digital, con la que buscamos dar pasos importantes de transformación digital tanto en las formas de enseñar y aprender, como para consolidarnos como una organización que usa y se basa en datos para tomar decisiones. La Facultad de Ingeniería es el motor de la transformación digital de la Universidad, pues es allí donde están el conocimiento y las capacidades, el saber y las habilidades que le pueden ayudar a la Universidad a dar ese paso como una organización que también se transforma con apoyo de lo digital.

“Todo lo que hace la Facultad de Ingeniería en este sentido hace parte de la apuesta institucional Uniandes Digital, con la que buscamos dar pasos importantes de transformación digital tanto en las formas de enseñar y aprender, como para consolidarnos como una organización que usa y se basa en datos para tomar decisiones”

CONTACTO: ¿Qué aprendizajes se han tenido en este camino? Particularmente porque ha estado influenciado por el auge de la virtualidad como consecuencia de la pandemia.
L.A.O.: Al inicio de la pandemia atendimos la preocupación de los profesores por cómo dictar sus clases de forma virtual. Logramos diseñar estrategias de acompañamiento que los dejaron con capacidades fortalecidas en competencias digitales. Eso es muy positivo, pues significa que pueden diversificar las formas en que diseñan los ambientes de aprendizaje. Nos hemos dado cuenta de que dictar clases remotas para atender una emergencia dista mucho de ofrecer una verdadera educación de calidad. Por eso desarrollamos una mirada más critica sobre lo que se debe cuidar para que estas formas de educación tengan la calidad requerida.


Foro CONTACTO: ¿Es la alimentación saludable accesible para todos en Colombia?

ALIMENTACIÓN SALUDABLE: ¿ACCESIBLE PARA TODOS?

¿ES LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE ACCESIBLE PARA TODOS EN COLOMBIA?

Revive este Foro CONTACTO, en el que –desde la perspectiva de expertos de la ingeniería de alimentos y la nutrición– se discutieron las tendencias, retos y oportunidades para lograr una alimentación saludable en Colombia, por ejemplo, las barreras para la democratización de la alimentación saludable en el país, los retos para la industria de cara a la nueva ley de etiquetado nutricional y las potencialidades de los productos nativos colombianos. 


Foro CONTACTO: ¿Cómo digitalizar la justicia?

¿CÓMO DIGITALIZAR LA JUSTICIA?

¿CÓMO DIGITALIZAR LA JUSTICIA?

Revive el evento inaugural de Foros CONTACTO, en el que se discutieron las posibilidades de la ingeniería frente al reto de digitalizar la justicia desde una perspectiva interdisciplinar, y donde se presentaron apartes de “Digitalizar la justicia”, el nuevo capítulo de una serie documental desarrollada por el Laboratorio de Diseño para la Justicia de la Universidad de los Andes.