Óscar Fernando Gonzalez, profesor de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes.

LÍDER DEL PROYECTO

Óscar Fernando González | Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, Universidad de los Andes | Ph.D. en  Ciencias e Ingeniería de la Universidad de los Andes| o-gonza1@uniandes.edu.co

El poder de la analítica de procesos basada en los datos soporta la toma de decisiones ágiles y de forma inteligente sobre el mejoramiento y el control de áreas claves del negocio. Es una de las tendencias de mayor proyección en el mundo que requerirá esencialmente de talento humano especializado en este ámbito para potenciar sus beneficios.

El crecimiento que registró la transformación digital durante la pandemia que, de acuerdo con los expertos, avanzó en unos meses lo que hubiera tardado varios años, evidenció aún más la necesidad que tienen las empresas de adaptarse a estos nuevos requerimientos del mercado para no desaparecer.

Si bien, dentro de esta transformación existe una variedad de posibilidades y herramientas para lograr acomodarse a estas nuevas necesidades, quizá una de las más importantes es aquella que permite evaluar la ejecución interna para lograr cumplir con las expectativas externas.

Esto tiene una simple razón, y es que toda transformación digital se habilita a través de la medición y mejoramiento de los procesos del negocio, pues son estos los integradores y habilitadores de la entrega de valor en las compañías.

Las empresas cuentan con tecnologías de minería y simulación de procesos, las cuales se configuran como una de las mayores tendencias de cara al futuro y unas de sus principales necesidades.

Para lograr que esto sea una realidad, las empresas cuentan con tecnologías de minería y simulación de procesos, las cuales se configuran como una de las mayores tendencias de cara al futuro y unas de las principales necesidades que tienen hoy las empresas. Las cifras así lo corroboran, de acuerdo con información del Gartner Market Guide for Process Mining 2021, “se pronostica que el mercado de la minería de procesos seguirá creciendo entre un 40 y un 50 %, y superará los mil millones de dólares en 2022”.

Para Óscar Fernando González Rojas, Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad de los Andes y líder del curso en línea y abierto (MOOC por sus siglas en inglés) Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos –ofrecido por la institución a través de la plataforma Coursera y primero para Latinoamérica– estos métodos y herramientas le permiten a las compañías descubrir y diagnosticar el comportamiento del negocio a partir de los datos que arroja la ejecución de los procesos.

Esta información, que se obtiene de primera mano, cambia sustancialmente el enfoque de los líderes de procesos, pues con esta herramienta cuentan con mayores criterios para la toma de decisiones sobre el mejoramiento y el control de áreas claves del negocio, basándose en los indicadores obtenidos a partir de los datos de la operación y no simplemente por intuición. Los datos soportan la toma de decisiones ágiles y de forma inteligente (informada).

¿Cómo funciona la analítica de procesos?

De acuerdo con el profesor, esta tecnología busca el entendimiento del negocio a través de los datos que arroja cada proceso de la compañía para, con estos insumos, reconstruir su realidad. “No es modelar un proceso, sino descubrirlo y medir su desempeño”, agrega.

Por ejemplo, si se hace analítica de procesos para el área de servicio al cliente de una compañía, esta intervención permitiría conocer en detalle, entre otros aspectos, la cantidad de solicitudes recibidas, de solicitudes resueltas, tiempo de resolución y solicitudes escaladas.

“La analítica de procesos busca el entendimiento del negocio a través de los datos que arroja cada proceso de la compañía para, con estos insumos, reconstruir su realidad”.Óscar Fernando González, Profesor Asociado de Ingeniería de Sistemas y Computación.

Posteriormente, estos datos se analizan para saber qué procesos se están ejecutando de manera correcta, cuáles son las razones para que se logren o se superen los objetivos propuestos y cuáles están presentando algunas dificultades y se pueden mejorar, lo que permite mantener o encontrar la solución precisa frente a cada requerimiento.

“Si somos capaces de medir la realidad de un proceso y entender por qué nos llevó a los resultados que obtuvimos, podemos adaptarlo muy rápidamente al cambio que está requiriendo”, añade Gónzalez.

Los beneficios de la analítica de procesos

La analítica de procesos facilita la identificación de oportunidades de automatización, la medición de la experiencia de cliente y la gestión de cambios en las empresas, entre otras. Puede reducir la carga de tareas rutinarias en los equipos y permitir que se destinen tiempo y recursos a tareas más estratégicas y proyectos de largo plazo.

Esto sin contar que impacta transversalmente a las empresas, pues se pueden medir los procesos de negocio y de tecnología, analizando las secuencias de tareas transversales a diversas unidades de negocios. Su importancia radica en su habilidad para conectar personas, tecnología y datos alrededor de la entrega de productos y servicios y la generación de valor agregado de estos.

“La analítica de procesos es una de las tendencias de mayor proyección a futuro en el mundo. Hay una evidente necesidad de las empresas por aprovechar las bondades de esta tecnología, que además se puede usar para compañías de cualquier tamaño. Sin embargo, en el caso de Latinoamérica, por ejemplo, el nivel de apropiación es bajo principalmente por dos razones: el desconocimiento de las posibilidades que esta clase de métodos y herramientas le habilitan al negocio y el poco talento humano capacitado para desarrollarlas”, asegura González.

“En Latinoamérica el nivel de apropiación de analítica de procesos es bajo por dos razones: el desconocimiento de las posibilidades que esta clase de métodos y herramientas le habilitan al negocio y el poco talento humano capacitado para desarrollarlas”.Óscar González, Profesor Asociado de Ingeniería de Sistemas y Computación.

Este es el propósito de la Universidad con el MOOC Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos, ofrecer una formación especializada en esas competencias que hoy demanda el mercado y que se convertirán en tendencia en los próximos años y lograr conectar a estos profesionales con las empresas que tienen estas necesidades, para ir cerrando esta brecha de transformación digital.

Conoce más sobre el curso Analítica de Procesos: Optimización desde los Datos