‘Connected Universal Experiences Labs’, el consorcio de investigación conformado por científicos chinos y colombianos del cual hace parte la Universidad de los Andes, trabaja en el desarrollo de soluciones portuarias inteligentes para puertos de Colombia utilizando el enfoque de ‘Digital Twins’.

El reciente bloqueo del Canal de Suez, uno de los más importantes del mundo, obligó al globo entero a reconsiderar la magnitud del comercio marítimo, y puso de manifiesto la necesidad de idear todo tipo de soluciones para fortalecer la infraestructura que posibilita el intercambio de mercancías entre países y continentes.

En Colombia, por años, la necesidad ha sido más que notoria y se han enfilado grandes esfuerzos desde diferentes sectores para robustecer la infraestructura portuaria y optimizar los procesos relacionados. De hecho, gracias a esas y otras tantas iniciativas, el país ha logrado escalar algunos peldaños en el índice de competitividad del Foro Económico Mundial. Pero el camino es largo y, a la par, homólogos con mayor capacidad de inversión toman fácilmente la delantera.

Por esto, teniendo presentes las limitaciones de financiación –pero también las bondades de un territorio con una ubicación geográfica privilegiada y amplio acceso a dos océanos– el consorcio de investigación conformado por científicos chinos y colombianos ‘Connected Universal Experiences Labs’ –liderado por el profesor Xun Luo de la Tianjin University of Technology– y del cual hace parte la Universidad de los Andes, trabaja en el desarrollo de soluciones portuarias inteligentes para puertos de Colombia utilizando el enfoque de gemelos digitales, conocido como ‘Digital Twins’.

Los profesores de la Facultad de Ingeniería Carlos Lozano y Pablo Figueroa hacen parte del grupo de investigadores que lidera esta iniciativa con la que se buscará simular mejoras en los principales puertos del país, empezando por el de Buenaventura.

“Pretendemos que, a través de procesos de simulación, sea posible evaluar mejoras de las características inteligentes de los puertos colombianos, y después llevar a cabo dichas mejoras basados en los resultados de la simulación. De esta manera no solo se podría tener un mejor aprovechamiento del puerto, sino también aumentar el potencial comercial del país, y diseñar soluciones escalables a toda América Latina”, comenta Carlos Lozano, profesor asistente del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación.

El aporte de China

Que el Ever Given, aquel gigantesco buque que estuvo encallado en el Canal de Suez por casi una semana, proviniera de China poco tiene que ver con la decidida apuesta del gigante asiático de liderar el comercio en los mares de Asia, Europa y África. En su empeño por recuperar la Ruta de la Seda, China ha entendido la importancia de fortalecer toda su infraestructura de comercio marítimo.

Y es que cuando del sector portuario se trata, China es un referente indiscutible. Esta potencia no solo tiene siete de los diez principales puertos de contenedores del mundo, sino que entre ese grupo cuenta con el más importante del planeta: el de Shangai.

“Los puertos chinos no solo son líderes en rendimiento, sino que también están avanzados en la adopción de tecnología. Por ejemplo, el de Qingdao es el primer puerto de Asia totalmente automatizado. Allí se emplean tecnologías novedosas como sistemas de comunicación 5G, camiones de contenedores no tripulados y grúas automatizadas”, comenta el profesor Lozano.

El innegable desarrollo portuario de esta potencia es un ejemplo a seguir en toda la región y, de manera particular, en Colombia, puesto que –después de Estados Unidos– el país asiático es su socio comercial más importante. Infortunadamente, Colombia no está en capacidad de hacer una inversión similar a la que China ha hecho en sus puertos. Por eso, el enfoque de gemelos digitales es, sin duda, el más indicado para abordar este gran proyecto que impulsa la transformación digital del sector de comercio marítimo, pues –con inversión moderada, poco riesgo y alta probabilidad de éxito– facilita la toma e implementación de decisiones gracias a la simulación en tiempo real de objetos, entornos e, incluso, situaciones.

China no solo aporta su ejemplo a esta iniciativa. El Ministerio de Ciencia y Tecnología del gigante asiático financia la primera fase de desarrollo del proyecto; y desde puertos como el de Qingdao y Tianjin se han orientado seminarios para compartir con el equipo local de investigadores conocimientos en tecnologías portuarias inteligentes.

Entre otros, estos aportes han permitido a los investigadores trabajar con tecnologías de punta para que los entornos de simulación sean realmente gemelos digitales de los puertos. En concepto de Carlos Lozano, “esto le permitirá a la academia la apropiación de nuevas tecnologías de modelado 3D, realidad aumentada, Internet de las Cosas, comunicaciones 5G y analítica de datos, entre otras”.

La transformación, un reto en sí misma

Lograr una transformación real en el sector portuario en Colombia es un reto que –aún con múltiples aristas– es posible sortear. Y en esta ruta el primer paso ya se dio. Según los investigadores, lo significativo de llevar a cabo iniciativas como esta es que las organizaciones tienen mayor conciencia de que la transformación digital no es sinónimo únicamente de adquirir herramientas tecnológicas, sino que implica una modernización de procesos e integración de tecnologías apropiadas, como la de ‘Digital Twins’ para generar valor en la organización y optimizar los procesos.

Como cualquier otro proceso de transformación digital, este implica también otros desafíos que el equipo de investigadores también aborda. Consideraciones éticas y de sostenibilidad, al igual que la búsqueda del equilibrio entre el desarrollo económico y social son elementos que hacen parte de esta iniciativa con las que se buscará dar un impulso a la vocación portuaria de Colombia.

 

Sociedad 5.0

Este proyecto hace parte de la iniciativa Sociedad 5.0 (S5.0), resultado del trabajo colaborativo entre la Facultad de Ingeniería con el Centro de Ética Aplicada (CEA) y el Centro de Objetivos de Desarrollo Sostenible (CODS). La S5.0 se entiende como la inclusión de los aspectos éticos y de sostenibilidad en el desarrollo de proyectos que apuestan a la resolución de problemas de la sociedad integrando las tecnologías de la transformación digital y soluciones basadas en la naturaleza. El objetivo principal es ofrecer a diferentes actores de la sociedad (industria, gobierno, académicos, estudiantes, y comunidad en general) espacios que les permitan entender y aplicar las tecnologías de la transformación digital, teniendo en cuenta la interrelación de dichas tecnologías con las dimensiones éticas y de sostenibilidad, lo que es clave para el progreso hacia la S5.0. Como parte de la iniciativa para el segundo semestre del presente año se ofrecerá el curso para el ciclo básico uniandino “Sociedad 5.0”.

Carlos_Lozano

Carlos Lozano Garzón 

Ph.D. en Tecnología de la Universidad de Girona 

calozanog@uniandes.edu.co