La calidad de la educación colombiana, una ventaja

El profesor Jean Paul Allain estuvo en Los Andes dictando un curso de la Escuela de Verano, enfocado en técnicas novedosas de fabricación y caracterización en nanotecnología. En esta entrevista habla, entre otros temas, sobre la importancia de la nanotecnología en el desarrollo del país.

Contacto 6 Página 50

La biodiversidad de nuestro territorio puede aprovecharse, por ejemplo, para la creación de nuevos materiales con la manipulación de propiedades en nanoescala. El mercado de materiales está en constante movimiento. Y para ingresar a él, debe haber disponibilidad de un recurso humano altamente capacitado que los desarrolle. El curso Superficies Avanzadas Nanoestructuradas con Aplicaciones en  Nanofotónica, Catálisis, Nanoelectrónica y Biomateriales, orientado a brindar esa preparación, da acceso a los participantes a un conocimiento de punta. Fue dictado por Jean Paul Allain en la pasada Escuela de Verano bajo el auspicio del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica y coordinado por la línea micro y nano del Centro de Microelectrónica (CMUA). El profesor Allain es Ingeniero Mecánico con Minor en Física de la Universidad Politécnica del Estado de California y Ph.D y MSc. en Ingeniería Nuclear del Departamento de Ingeniería Nuclear, Plasma y Radiológica de la Universidad de Illinois, Urbana-Champaign y es autor de más de 40 artículos sobre modelos experimentales y computacionales en el área de las interacciones de la superficie de la partícula. Es profesor de Ingeniería Nuclear y de  Ingeniería de Materiales de la Universidad de Purdue. También es profesor asociado del Centro de Nanotecnología Birck en esa universidad.

En esta entrevista habla de las posibilidades que tiene la nanotecnología para influir en el desarrollo del país, del convenio de la Universidad de Purdue con el gobierno colombiano y de las ventajas de los estudiantes de Los Andes y de sus laboratorios.

¿Cuáles son las principales aplicaciones del campo que usted investiga y cómo pueden servirle a un país como Colombia?

El trabajo de mi grupo es en síntesis de materiales nanoestructurados con irradiación de baja energía. Es un método novedoso que les otorga a los materiales propiedades y funciones que no son posibles solo con procedimientos químicos y termodinámicos. Por ejemplo, en el caso de celdas solares con materiales baratos, nuestra tecnología puede sintetizar materiales híbridos de estos semiconductores con sistemas orgánicos. Por el lado de medicina regenerativa estamos trabajando en el uso de recubrimientos avanzados nanoestructurados y es el tema de una de nuestras colaboraciones con Uniandes y la profesora Alba Ávila.

¿Puede incidir la nanotecnología en el desarrollo de un país como Colombia?

Países con economías emergentes como Colombia siempre pueden tomar ventaja de mercados que crecen rápidamente. Los recursos naturales de un país que tiene la más alta  biodiversidad por metro cuadrado del mundo pueden otorgar oportunidades en áreas de biotecnología y nanotecnología. Las posibilidades para nuevos materiales e interfaces que puedan ser biocompatibles crece con la manipulación de propiedades en escala nano. La combinación de materiales también existe con materiales nanoestructurados.

¿Cuáles son los campos, en nanotecnología, que más se pueden desarrollar en un país como Colombia? ¿Le servirán al sector productivo?

Los sectores con más promesa pueden ser áreas de biosensores, biomateriales, medicina regenerativa y materiales para energía, que incluyen biocombustibles y recubrimientos avanzados, un valor agregado de los materiales aprovechables del diverso medio de Colombia.

¿Cómo fortalecer el recurso humano de un país como Colombia en el campo de la nanotecnología?

El curso que dicté en la Universidad de los Andes es un ejemplo de cómo la Universidad de Purdue se ha asociado con la República de Colombia para fortalecer el recurso humano en el campo de nanotecnología. Hace casi dos años Purdue firmó un convenio con el Ministerio de Educación Nacional, Colciencias y Colfuturo, con la visión de mandar de 10 a 15 estudiantes de doctorado para formarlos en áreas de biotecnología y nanotecnología.

¿Cuáles son las ventajas de los estudiantes de la Universidad de los Andes?

En mi opinión la ventaja del colombiano es la calidad de su educación, cuando se entrena en el sistema privado de primaria. Al nivel universitario, Uniandes tiene muchos recursos comparada con otras universidades del país y obviamente esto la fortalece. En una semana de clases noté el alcance técnico en los estudiantes y este se relaciona con las oportunidades de investigación que les ofrecen en Los Andes.

¿En el desarrollo de la investigación en nanotecnología, qué tan importantes es tener acceso a laboratorios como los de la Universidad de los Andes? ¿Cómo definiría estos espacios?

El desarrollo de la investigación en nanotecnología tiene que estar alineado con buenos recursos técnicos. Intrínsecamente, la investigación en nanotecnología necesita sistemas  avanzados, en particular para la caracterización y prueba de propiedades. Uniandes tiene muy buenos espacios para investigación en estas áreas, como la Sala Limpia, y buenos equipos como el Microscopio Electrónico de Barrido y el Microscopio de Fuerza Atómica.

¿Cuáles son los principales logros de la alianza Colombia-Purdue en cuanto a nanotecnología?

Uno de los principales logros es ayudar a respaldar el primer centro de nanotecnología en el país, en un convenio con EPM y varias universidades de Medellín y de Colombia. Purdue está trabajando
con el gobierno colombiano y más de 20 universidades para abrirles las puertas a la investigación y formación en áreas estratégicas que incluyen biotecnología y nanotecnología. El mayor número de colombianos egresados de universidades de Estados Unidos ha salido de la nuestra, especialmente en áreas técnicas. Hemos visitado este país más de 15 veces con más de 7 diferentes
delegaciones que incluyeron a la presidenta France Cordova, en marzo del 2012. En la reunión de la presidenta Cordova con el Presidente Santos reiteramos nuestro compromiso con esta relación de tantos años.

Más información en: http://engineering.purdue.edu/cpiasr

¿En qué consistió su curso y cómo sus enseñanzas pueden influir en el desarrollo?

El curso estaba enfocado en el estudio de la síntesis, caracterización y análisis de materiales avanzados nanoestructurados. Estudiamos su aplicación en áreas de energía, biomedicina, nanoelectrónica y catálisis. También lo último en análisis in-situ y cómo se pueden medir propiedades que intrínsecamente están relacionadas con el tamaño de la nanoestructura en un material. Estos temas pueden llegar a ser muy útiles para la formación de científicos con interés en desarrollar materiales avanzados que tomen ventaja del tamaño en escala nano.

Hacia la nanoelectrónica

Contacto 6 Página 52Dos pioneros e investigadores en electrónica, que visitaron la Universidad de los Andes, se refieren en estas entrevistas a sus investigaciones y a los actuales recursos y trabajos de la
comunidad uniandina en nanotecnología.

Uno de ellos fue James Meindl, actual director del Georgia Tech Microelectronics Research Center (MiRC) y fundador del Interconnect Focus Center. El profesor Meindl lideró el desarrollo de los primeros circuitos integrados de baja potencia para aplicaciones portables militares en Estados Unidos. Por sus aportes le han otorgado reconocimientos como las Medallas de la American Association for Engineering Education Benjamin Garver Lamme Medal of the American, IEEE Education y los premios J.J.Ebbers de la sociedad del IEEE Electron Devices y del IEEE Solid State Circuits.

El otro es David B. Janes, profesor de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería de Computadores en la Universidad de Purdue (Estados Unidos) e investigador en el Centro de Nanotecnología Birck. El profesor Janes ha aportado conocimiento en la búsqueda de nuevas arquitecturas para dispositivos electrónicos a nano escala, su fabricación y caracterización. 

Doctor Meindl: ¿A qué temas de investigación se dedica en la actualidad?

El desarrollo económico más importante del último medio siglo es lo que llamamos la revolución informática, que nos ha dado el computador personal, el celular multimedia, las cámaras electrónicas, el internet y ahora la computación en nube. Es muy trascendental continuar con esta revolución. Y para ello, la mejor esperanza es usar nanotubos de carbono y hojas de grafeno. En los últimos 50 años la  productividad de la tecnología de microchips de silicio ha crecido en un factor de un billón y, desde principios de los años 70, el desempeño ha aumentado en un millón de veces. Queremos que la nanoelectrónica logre lo que la microelectrónica con silicio hizo en los últimos 50 años. Para ello tenemos el que parece un material muy prometedor, aunque no el único: es una hoja de átomos de carbono. Se llama grafeno, tiene el grosor de un átomo de grafito. Si lo logramos, podremos mejorar la calidad de vida de todo el mundo.

¿Cómo ve el quehacer de la Universidad de los Andes dentro y fuera de Colombia?

He estado involucrado en el montaje de tantos laboratorios de nanoelectrónica y microelectrónica y entiendo lo que significa comenzar. Pienso que tienen en la profesora Alba Ávila y sus colegas un equipo que está iniciando una actividad de investigación muy prometedora y es necesario apoyarles. Es inspirador ver su dedicación y cuánto quieren lograr usar la nanotecnología en una forma muy efectiva.

 

Última actualización el Miércoles, 31 Julio 2013 14:43